FSC-CCOO Murcia | 22 abril 2024.

CCOO exige al Ministerio del Interior soluciones para las consecuencias de los riesgos psicosociales del personal penitenciario

    El sindicato alerta del elevado nivel de estrés y enfermedades cardiovasculares,respiratorias e inmunitarias, entre otras, que afecta al personal público de lasprisiones. Apunta a una deficiente organización del trabajo y una dejadez por partede la gestión penitenciaria en lo relativo a la protección de la salud.

    10/03/2022.
    Secretaría Instituciones Penitenciarias

    Secretaría Instituciones Penitenciarias

    CCOO exige al Ministerio del Interior que aplique la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en los centros penitenciarios, especialmente en lo relativo a los riesgos psicosociales. Señala que los índices en los 21 factores de riesgo evaluados, el personal público que trabaja en las prisiones supera ampliamente a otras profesiones y a la población general.

    El sindicato denuncia que ya en 1995 se aprobó la Ley de Prevención de Riesgos Laborales que,entre otras responsabilidades, obligaba a la Administración a evaluar todos los riesgos a las que estaba expuesto el personal y aplicar las medidas preventivas para evitarlos. Lamentan que en la gestión penitenciaria, dependiente del Ministerio del Interior, no se haya tenido ocasión, en 25 años, de evaluar y adoptar medidas contra los riesgos psicosociales del personal penitenciario.

    Los riesgos psicosociales perjudican la salud de los trabajadores y las trabajadoras, causando estrés y a largo plazo enfermedades cardiovasculares, respiratorias, inmunitarias,gastrointestinales, dermatológicas, endocrinológicas, musculoesqueléticas y mentales. Son consecuencia de unas malas condiciones de trabajo, concretamente de una deficiente organización del trabajo.

    En esta línea, CCOO señala que está contrastado que el estrés, el acoso y el malestar físico ypsíquico que sufren muchos trabajadores y muchas trabajadoras no derivan problema sindividuales, de personalidad o que respondan a circunstancias personales o familiares.

    La Ley de Prevención de Riesgos Laborales considera que la organización del trabajo forma parte de las condiciones de trabajo que influyen en la salud y seguridad de los trabajadores y las trabajadoras, entre otros mecanismos a través de la exposición nociva a los riesgos psicosociales.Por ello, las características de la organización del trabajo deben ser evaluadas, controladas y modificadas si generan riesgos.

    Las evaluaciones efectuadas por el personal técnico y delegado de prevención del Gabinete de Salud Laboral de CCOO en algunas prisiones indican que existe un nivel de riesgo muy elevado entre el personal penitenciario, y lo más preocupante es que es un riesgo grave que está sin evaluar por los servicios de prevención, y sin medidas de protección y prevención adecuadas a esos riesgos.

    El sindicato lleva años denunciando esta inacción, y exigiendo a la Administración Penitenciaria que proteja la salud de sus trabajadores y trabajadoras, en los términos que estipula la Ley.Considera que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias tiene que cumplir con su obligación de evaluar los riesgos psicosociales y adoptar las medidas preventivas y de protección que sean necesarias. Señala que, durante todo este tiempo, desde la gestión penitenciaria se estáin cumpliendo con sus responsabilidades y con la Ley.

    Los estudios realizados por CCOO con el método Istas21, que cuenta con homologación internacional, revelan que, de los 21 factores de riesgo evaluados, la mayoría del personal de prisiones evaluado en todas las áreas tiene niveles desfavorables respecto a la población generalen todos los factores.

    Asimismo, estudios de diferentes universidades sobre la incidencia del Síndrome de Burnout,conocido como síndrome del trabajador quemado o la trabajadora quemada, entre el personal penitenciario, acreditan que de los tres factores en los que se subdivide el mismo (cansancio emocional, despersonalización y realización personal), el colectivo supera apreciablemente la media de otras profesiones.

    Frente a esta inacción de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en materia de riesgos psicosociales por parte de la gestión penitenciaria, CCOO exige al Ministerio del Interior que garantice el cumplimiento de la misma.

    El sindicato concluye defendiendo la urgente necesidad de garantizar la salud del personal penitenciario que, además de una obligación legal, debe ser un ejercicio de responsabilidad socialen una organización moderna, respetuosa con su personal y comprometida con la salud pública.